fbpx

Madres actuales versus las de antes

febrero 27, 2018

Hoy en día hay diferencias muy marcadas entre las madres de hace tan solo 15 años y las actuales y aunque las de hoy no quiere decir que no quieran a sus hijos o despreocupadas las actitudes y comportamientos son diferentes.  Y se tienen en cuenta no solo aspectos comportamentales o emocionales sino hasta el físico se ve involucrado.

Por ejemplo antes las madres no se preocupaban antes si tenían o no gorditos y si los tenían no se vestían de una forma exhibicionista como ahora, no pensaban tanto en cirugías ni en el último grito de la moda, pues se preocupaban más por el almuerzo de sus hijos, ayudarles en las tareas, esperar a su esposo y tener dedicación para ellas y su familia sin dejarse llevar por lo superficial. Es una analogía como los hombres de antes o los noviazgos de antes, generados con sinceridad, confianza y dedicación. Pero para muchos se puede entender que a las madres de antes les hizo falta cumplir con algunos de sus sueños y aspiraciones porque dejaron de lado todo por estar pendiente de su familia.

Haciendo un paralelo las madres de antes solo eran eso y no había problema si se parecían y actuaban similar, todas hacían lo mismo, estaban generalmente en su casa siendo muy juiciosas con sus labores y reservadas, pero las de ahora son más liberadas, justificándolo en la liberación femenina, no dejan de ser responsables pero en muchas ocasiones delegan muchas actividades relacionadas con sus hijos en mujeres que actúan como  nana o niñeras  y por ultimo buscan tener un empleo y no ser amas de casa como antes y no importa si tienen o no a un compañero o al padre de sus hijos, pues solas pueden sacarlo adelante. Además el ser madre ahora es mucho más considerado, es decir, no se tienen hijos porque sí, hay que evaluar primero que se les ofrece, que se les quiere enseñar  más que una obligación puede ser tomada como un proyecto de vida.

También es importante el lugar que ha adquirido la mujer dentro del ámbito laboral y la inclusión del hombre en cosas que antes era solo de mujeres y médicos como el ingreso y participación en el nacimiento de sus hijos. Hay que tener en cuenta que las madres de hoy buscan un equilibrio entre el cuidado y la orientación de sus hijos y el hacer y practicar lo que más les gusta, lo que las hace felices y les enseña, pues saben distribuir su tiempo y su dedicación sin ser tildadas de malas madres o irresponsables, pues no es que sea malo la diferencia que hay entre las madres de antes y las de ahora, solo que se han evolucionado ciertos aspectos que es bueno que toda madre adquiera para que crezca no solo en su labor de maternidad sino como persona.

Pero lo que si hay que tener en cuenta que hay que conservar, es una posición de madres y mujeres bellas pues los años pasan, los hijos crecen y no se puede pensar que siempre se son jóvenes y mucho menos exhibicionistas, no solo por respeto a ellas si no a sus hijos.

Fuente: guía para padres